Salefteå: febrero 2010

Disfrutando...

23 feb. 2010
Estoy vagoneta, o eso parece. Estos días han tenido bastante trajín y eso es divertido.
Desde el sábado hace un frío que pela, entre -15º y -30º. Los días son muy fríos, pero preciosos. Me parece que vivo en el mundo de la nata montada. Todo brilla, parece un decorado. El cielo es tan azul que aparenta pintado y la nieve acompañada por el sol, juega a relumbrar los paseos cotidianos. Una sensación alucinante, que nadie debería perderse.
Hay tantas cosas que no sé por donde empezar. En las pelis siempre dicen: "Empieza por el principio", y así lo haré. El miércoles 10, me caí de la bicicleta. Menudo golpe, aun me duele hoy. De momento, no quiero saber nada mas de bicis en la nieve. Elena me dio un buen consejo, "sal a la calle y siéntate en un banco, en estos casos lo mejor es ponerle hielo a tiempo". Debí hacerle caso.
El sábado 13 fui a una fiesta. Hablé, conocí a gente, me reí. Fue muy divertido. Conocí a un español (que gustito hablar normal), y tuve un reencuentro con Lis, my laundry friend. No veas, con abrazo y todo. Divertidísimo!!
El domingo, fuimos a pasear por la ladera del río helado. Un paseo largo e increíble. Skellefteå es un pueblo pequeño, con encanto y con muchos rincones que descubrir.

* Paseo por la ladera del río. Si, ahí está el río.

A mediados de semana fuimos a Luleå, a unas charlas sobre como encontrar trabajo en Suecia siendo extranjero. Fuimos en una furgoneta alquilada por la universidad. Yo de acoplada, pero así practico que me viene muy bien. Luleå es mas ciudad que Skellefteå, se nota mucho la diferencia. Está como a una hora y media de aquí. Me gustó.
También fuimos casa de Rasmus y Maria, nos prepararon un pastelito que se llama "Semla", riquísimo, y vimos la versión sueca del programa de Anne Igartiburu de Eurovisión. Lo mismo que en España pero sin John Cobra.
La última cosa. Cuando llegué en enero y vinimos a nuestro nuevo apartamento, una de las primeras cosas que hicimos fue ir a la floristería. Nos compramos unas plantitas (mami, están vivas aún) y unas margaritas blancas. Pues la historia es que... las flores sobrevivieron hasta ayer, y creo que aun podrían estar un poco mas en el jarrón. Yo no doy crédito, fueron las 15 coronas mejor invertidas desde que estoy aquí. La verdad es que ya estaba deseando que se murieran. Ayer, después de 60 días de espera, compré tulipanes. ¡¡Que bonitos son!! Además, que sepais que se cierran de noche y se abren de día y se tuercen dependiendo de donde les venga la luz.
Ah! No os penséis que solo estoy de paseo todo el día, por las mañanas voy a la biblioteca. Tiene unas vistas geniales. Podréis verlo en el próximo capítulo...
Unha aperta.

Finlandia...

10 feb. 2010
Fui a Finlandia. Genial!! El paisaje es muy parecido al de Skellefteå, nieve y frío. Ya me lo esperaba.
Fuimos a una estación de esquí gigante, muy bien cuidada, con todo tipo de detalle y poquísima gente. Tenía 48 pistas de las cuales sólo estaban abiertas 16, se supone que es temporada baja. A mí me llegaban de sobra. Elegí la que más me gustaba, y me dediqué a aprender a frenar, creo que es muy importante. El último día ya me permitía el lujo de meterme entre los árboles, la nieve es muy blandita y parece más peligroso. La verdad es que fue muy divertido, me pegué leches considerables pero eso forma parte del aprendizaje, además estaba Rasmus que es un experto esquiador y nos daba consejos que funcionaban de verdad.
Salimos el jueves 4 por la mañana y volvimos el domingo 7 por la noche, esfuerzo físico y mental a tope, pero mereció la pena. Digo mental, porqué el idioma no me permitía bajar la guardia.
Dormimos en una cabaña preciosa, con cocina, 2 habitaciones para 6 y baño con sauna. Todos me trataron como una reina, e intentaron que me enterara de las conversaciones. Perfecto!!.
El sábado Miguel hizo pisto con huevos escalfados y arroz, está hecho un cocinillas. Nos gustó a todos.
Los cotilleos de Finlandia son:
1.- Vi renos, son gigantes y peludos. Iban por la carretera y no dejaban pasar al autobús. Nadie les hizo ni caso, era como si nosotros viésemos un burro. Yo estaba pegada al cristal alucinando. Son muy riquiños!!
2.- El finés es genial, suena algo parecido a: koscli tokilo closesta.
3.- Los chicos después de la sauna, salieron a tirarse en la nieve. Por su caras parecía divertido, me arrepiento de no haberlo hecho.
4.- En el baño (esto es muy fuerte), justo al lado le váter, tienen como una manguera con una alcachofa pequeña. Creo que es para limpiarse, creo no, lo sé.
5.- Unas fotitos del paisaje.


Un beso fuertísimo.