Salefteå

Calor y emoción...

18 may. 2010
Ya nunca es de noche, señoras y señores. A las doce de la madrugada parece que ya está oscureciendo, pero para la una y media ya es de día, otra vez. No hay manera de dormir tranquilamente, siempre tienes que estar adaptándote a los continuos cambios de luz. Más de uno estaría encantado de que siempre fuera de día. Creo que mi madre utilizaría la noche-día para cortar el césped.
De un día para otro está todo mas verde, los árboles no paran de hacer la fotosíntesis todo el rato y no veas como crecen, tienen mucho trabajo. En un plis plas, cambia una barbaridad el color del paisaje, y Skellefteå sigue convirtiéndose en una ciudad diferente cada hora que pasa.
Los Skelleftianos están encantados con su nuevo jardín verde, que cuidan con mucho mimo, pero mas encantados están con los 19º que nos acompañan estos días. Nunca vimos a tanta gente junta en la calle, de hecho empezaba a pensar que no teníamos casi vecinos. El ayuntamiento puso muchos bancos para aprovechar el sol, plantitas con flores de colores y las cafeterías sacaron sus terrazas. Se hace muy raro ir sin la super cazadora por la calle, con solo una chaquetilla voy la mar de contenta. Ahora bien, imaginaros los suecos que a -20º iban en tenis de telilla... Van de verano total!! Se nota que llegó la primavera, pero de ahí a a ir como si estuviéramos en julio... Pues no! Estos no saben nada de refranes, me parece a mí que tengo que ir traduciendo al sueco el de, hasta el 40 de mayo no te quites el sayo y pegarlo por las farolas.
Hoy tengo un cotilleo, cotilleo. Ayer iba andando por el puente y empecé a ver cosas raras. El río bajaba muy rápido y con muchos palitos. De repente, ví bajar flotando a toda leche un banco (si, un banco). Ahí ya me dí cuenta que algo más se me estaba escapando, empecé a fijarme con esmero y me dí cuenta de que todo el paseo de la orilla del río estaba totalmente cubierto de agua y que había un grupito de gente mirando hacia un mismo punto. Como os podéis imaginar, yo miré para el mismo sitio y lo que me encontré ME ENCANTÓ!! Por fin había pasado algo en la ciudad perfecta. Había dos chicos sentados en un banco en el medio del río. La gente cuchicheaba como normalmente se hace, pero yo no me enteraba de nada porque el sueco no se me dá especialmente bien. Nadie estaba preocupado, ni los que miraban, ni los que estaban atrapados. Mas bien se partían de risa. Vino una lancha y la policía a rescatarlos en un momentito y en nada tenían cerradas las zonas que podían ser peligrosas.
Parece ser que el río creció una barbaridad debido al deshielo, y los chicos estaban sentados en el banco y no les dio tiempo a salir. Después de que los rescataran fui a pasear para ver como estaba el asunto y yo creo que el nivel del agua subió dos metros o mas. Pero os dejo fotos del diario de Skellefteå, por que como siempre yo me dejé la cámara en casa.



Nos vemos pronto! MUAK

Relax...

21 abr. 2010
Una de las cosas que creo que debería aprender de los Suecilistos es su tranquilidad. Con lo fujarillo que soy, creo que no me vendría mal un poco de su parsimonia. No se parece a la del anuncio de " me estas estresaaando" eh?, es mas dinámica, pero sin dolores de cabeza. Yo flipo como les da el tiempo para hacerlo todo sin una mínima mueca de estrés. O por lo menos, eso es lo que se ve desde fuera.
Ya fui a piscina. allí fue donde terminé de convencerme de la calma de los Suecos. En vez de un lugar con gente haciendo ejercicio, parecía Cancún, con el agua un poco mas fría, eso sí, pero nadie ejercitaba un músculo. Como ya sabéis, los Skelleftiånos son unos excelentes patinadores, pero con el agua no los veo nada apañaos. No es obligatorio llevar gorro ni tampoco gafas, pero de ahí a nadar con las gafas de ver... pues...
¿Alguna vez os dije que para entrar en las casas, la mía incluida, hay que descalzarse?. Yo al principio pensé: ¡Oh, tengo que tener los calcetines siempre perfectos! y ¿si huelen los pies?, menudo lio. Al final es una costumbre cómoda y que te ayuda a mantener limpia la casa. A mí me gusta. Todo esto viene, por que antes de entrar a los vestuarios del gimnasio, hay que descalzarse, dejar solos y abandonados tus preciosos botines e ir con tus calcetines finitos hasta las taquillas. Me fastidió un poco, pero luego descubrí que no todo el mundo lo hace. Puedo elegir y prefiero la segunda opción. No dejan sacar fotos dentro del vestuario, o eso creo, me gustaría enseñaros una especie de tubos de colores que están pegados a la pared y sirven para poder dejar las toallas, son geniales. A María y a mí nos habrían venido de maravilla en más de una ocasión.
Desde mi nueva mesa preferida de la biblioteca veo el río que ya está descongelado, una cristalera gigante casi solo para mí. Lo único malo que tiene es que te puedes despistar fácilmente, de vez en cuando bajan trozos gigantes de hielo que se quedaron rezagados, parece que puedes montarte encima y no va a pasar nada, un remo y a tirar millas. Ya empiezan a verse piraguas que me recuerdan al Lérez y mucha mas gente haciendo footing por el camino. También llegan los patos y un montón de pajarillos. Ya se escucha el ruido de la primavera, como os dije en el anterior post, parece una ciudad diferente. También las horas de luz han crecido considerablemente, a las 4 de la mañana ya es de día y hasta las 8 no empieza a oscurecer. Esto va a ir poco a poco a mas, hasta que un día... Va a haber luz 24 horas. No sé como reaccionará mi cuerpo, de momento me despierto de madrugada y parece que hay que levantarse. No lo hago, por supuesto, nunca me gustó madrugar. Ya se verá!!
Os dejo una foto de mi nueva mesa de la biblioteca. Me encaaaaanta!!!


Movidito, movidito...

17 abr. 2010
Después de mes y medio en casiña, esto está cambiadísimo.
Hay mogollón de luz (y más que habrá en breve), la poca nieve que queda está muy sucia. No parece la misma ciudad que dejé en marzo, las calles son el doble de anchas y las casas están muy separadas entre si. Ya no queda nada de mi amada pista de hielo... Tendré que comprarme unos "típicos" patines en línea.
Me hace mucha gracia ver los pasos de cebra, aceras, carriles bici, bancos, vallas de madera. La nata montada cambia un montón las cosas, hace que todo brille, sí, pero altera un montón la realidad del paisaje y las distancias. Me sigue encantando la nieve ¿eh?, pero también me agrada poder descubrir un lugar totalmente diferente, seguro que percibo cosas que antes no había apreciado. Os mantendré informados.
Al día siguiente de llegar a Skellefteå, fuimos a apuntarnos a piscina, que ya va siendo hora de mover el cuerpo aunque sea en el extranjero. BARATÍSIMO. Se paga cada 3 o 6 meses, que es una cosa un poco rara para mí, pero bienvenida sea si así consiguen el super precio. Por 3 meses, yo pago 600 kr (60 €) y Miguel por ser estudiante 400kr (40 €), podemos ir cualquier día y a cualquier hora. Aún no sé que tamaño tiene, pero supongo que será Olímpica. Esta semana está cerrada al público porque hay una supercompetición, según dijo la señora que nos atendió: Muy muy importante. Un chollo, vamos!!
Bueno, y ahora a volver a coger el hilo. Aunque se está muy bien en casa, estoy animada y con ganas de seguir. Tengo que ponerme las pilas con el speakenglish y darle mas meneo al blog que ya sé que os gusta el cotilleo mas que a un tonto un lápiz. Jejejeje.
un bico gordo gordo!

Disfrutando...

23 feb. 2010
Estoy vagoneta, o eso parece. Estos días han tenido bastante trajín y eso es divertido.
Desde el sábado hace un frío que pela, entre -15º y -30º. Los días son muy fríos, pero preciosos. Me parece que vivo en el mundo de la nata montada. Todo brilla, parece un decorado. El cielo es tan azul que aparenta pintado y la nieve acompañada por el sol, juega a relumbrar los paseos cotidianos. Una sensación alucinante, que nadie debería perderse.
Hay tantas cosas que no sé por donde empezar. En las pelis siempre dicen: "Empieza por el principio", y así lo haré. El miércoles 10, me caí de la bicicleta. Menudo golpe, aun me duele hoy. De momento, no quiero saber nada mas de bicis en la nieve. Elena me dio un buen consejo, "sal a la calle y siéntate en un banco, en estos casos lo mejor es ponerle hielo a tiempo". Debí hacerle caso.
El sábado 13 fui a una fiesta. Hablé, conocí a gente, me reí. Fue muy divertido. Conocí a un español (que gustito hablar normal), y tuve un reencuentro con Lis, my laundry friend. No veas, con abrazo y todo. Divertidísimo!!
El domingo, fuimos a pasear por la ladera del río helado. Un paseo largo e increíble. Skellefteå es un pueblo pequeño, con encanto y con muchos rincones que descubrir.

* Paseo por la ladera del río. Si, ahí está el río.

A mediados de semana fuimos a Luleå, a unas charlas sobre como encontrar trabajo en Suecia siendo extranjero. Fuimos en una furgoneta alquilada por la universidad. Yo de acoplada, pero así practico que me viene muy bien. Luleå es mas ciudad que Skellefteå, se nota mucho la diferencia. Está como a una hora y media de aquí. Me gustó.
También fuimos casa de Rasmus y Maria, nos prepararon un pastelito que se llama "Semla", riquísimo, y vimos la versión sueca del programa de Anne Igartiburu de Eurovisión. Lo mismo que en España pero sin John Cobra.
La última cosa. Cuando llegué en enero y vinimos a nuestro nuevo apartamento, una de las primeras cosas que hicimos fue ir a la floristería. Nos compramos unas plantitas (mami, están vivas aún) y unas margaritas blancas. Pues la historia es que... las flores sobrevivieron hasta ayer, y creo que aun podrían estar un poco mas en el jarrón. Yo no doy crédito, fueron las 15 coronas mejor invertidas desde que estoy aquí. La verdad es que ya estaba deseando que se murieran. Ayer, después de 60 días de espera, compré tulipanes. ¡¡Que bonitos son!! Además, que sepais que se cierran de noche y se abren de día y se tuercen dependiendo de donde les venga la luz.
Ah! No os penséis que solo estoy de paseo todo el día, por las mañanas voy a la biblioteca. Tiene unas vistas geniales. Podréis verlo en el próximo capítulo...
Unha aperta.

Finlandia...

10 feb. 2010
Fui a Finlandia. Genial!! El paisaje es muy parecido al de Skellefteå, nieve y frío. Ya me lo esperaba.
Fuimos a una estación de esquí gigante, muy bien cuidada, con todo tipo de detalle y poquísima gente. Tenía 48 pistas de las cuales sólo estaban abiertas 16, se supone que es temporada baja. A mí me llegaban de sobra. Elegí la que más me gustaba, y me dediqué a aprender a frenar, creo que es muy importante. El último día ya me permitía el lujo de meterme entre los árboles, la nieve es muy blandita y parece más peligroso. La verdad es que fue muy divertido, me pegué leches considerables pero eso forma parte del aprendizaje, además estaba Rasmus que es un experto esquiador y nos daba consejos que funcionaban de verdad.
Salimos el jueves 4 por la mañana y volvimos el domingo 7 por la noche, esfuerzo físico y mental a tope, pero mereció la pena. Digo mental, porqué el idioma no me permitía bajar la guardia.
Dormimos en una cabaña preciosa, con cocina, 2 habitaciones para 6 y baño con sauna. Todos me trataron como una reina, e intentaron que me enterara de las conversaciones. Perfecto!!.
El sábado Miguel hizo pisto con huevos escalfados y arroz, está hecho un cocinillas. Nos gustó a todos.
Los cotilleos de Finlandia son:
1.- Vi renos, son gigantes y peludos. Iban por la carretera y no dejaban pasar al autobús. Nadie les hizo ni caso, era como si nosotros viésemos un burro. Yo estaba pegada al cristal alucinando. Son muy riquiños!!
2.- El finés es genial, suena algo parecido a: koscli tokilo closesta.
3.- Los chicos después de la sauna, salieron a tirarse en la nieve. Por su caras parecía divertido, me arrepiento de no haberlo hecho.
4.- En el baño (esto es muy fuerte), justo al lado le váter, tienen como una manguera con una alcachofa pequeña. Creo que es para limpiarse, creo no, lo sé.
5.- Unas fotitos del paisaje.


Un beso fuertísimo.

Probando voy...

27 ene. 2010
Este domingo para finalizar nuestra exploración dominguera, decidimos ir a una pastelería (Konditori en sueco), a la que llevaba un par de semanas rondando y está al ladito de casa. Antes de continuar tengo que decir que a los suecos les gustan mucho las luces, supongo que será provocado por la cantidad de horas que se pasan a oscuras. No hay ninguna ventana que no tenga un punto de luz o algún elemento que provoque una sensación de calidez y bienestar. Vamos, que te da ganas de entrar y quedarte a vivir, me encanta!!. La cafetería, reunía todas estas condiciones y además me pareció de cuento con su decoración y sus pasteles de colores "raros". Su café no estaba del todo mal, acompañado de un pastelito verde con nata y una guinda roja, que estaba buenísimo de verdad, eso que yo no soy mucho de dulce. A mí me gusta lo salado y el café, viene de familia... Me compré una cafetera para ver si yo lo hacía mejor, pero lo que falla es la materia prima. Aquí no huele a café. También beben mucho té, tienen casi tanta variedad como de salsas, os dejo fotos para que me creáis, pasillos enteros de ambas cosas. Seguro que si probaran un buen "café de pota", cambiarían de opinión, que rico!!.


Me encanta ir al supermercado por qué cada vez encuentro alguna cosa que necesito o otra completamente nueva. No hay ni carnicería ni pescadería, todo envasado y sin foto, no sabes si compras carne de reno o de cerdo, lo único que distingo perfectamente es el salmón. No sé a que viene esa manía de no poner foto, si yo fuera la diseñadora de las etiquetas no lo dudaría ni un momento, Shutterstock tiene todo tipo de animales, no hace falta que vayas al campo con la cámara al hombro, jejeje, aunque supongo que en España será igual, pero como no está en sueco lo entiendo. Hoy el descubrimiento estrella fue la mayonesa, que gustito para las ensaladas y bien de precio, que eso es lo mejor. El diccionario ayuda mucho también, pero me siento observada, estoy cogiendo mucha agilidad en la búsqueda.
Tengo claro que cuando haga el próximo viaje tengo que traer:
Pipas, lentejas, membrillo y café. No digo chorizo ni jamón serrano porque ya tengo.
Un bico gordo.


Laundry...

25 ene. 2010
Vivo en un bloque de dos plantas, en la puerta 67. Es un apartamento con cocina, pequeño pero nos llega de sobra, y es absolutamente cómodo. En nuestro pasillo hay ocho apartamentos más, y los nueve compartimos una cocina con todo tipo de electrodomésticos y artilugios que una madre siempre tiene a mano*. A treinta minutos de la pista de esquí, a diez del centro, a cinco del campus y a tres de la pista de patinaje, ¿qué más se puede pedir? Pues por ejemplo, que el nombre de la calle sea Villagatan, que me encanta porque parece sacado directamente de "Penguin Village". ¡Ah! gatan es calle en sueco.
La lavandería es una de mis cosas raras favoritas. Está en el bajo, y hay que reservar día y hora. En las pelis de terror suele ser el sitio donde más peligro de muerte corres, solo hay que hacer que una bombilla no funcione del todo bien y ya tienes el lío montado, pero eso debe ser en U.S.A., aquí en Suecia es de lo más amigable, pero también crea alguna que otra situación de tensión, aunque no sea del mismo tipo.
El sábado fui a recoger la ropa de la secadora y entró una chica hablándome en sueco como una metralleta. Cuando fui capaz de reaccionar: I´m sorry I don´t speak swedish (eso es lo que mejor me sé), entonces cuando pensé que me había librado... me empezó a hablar como una metralleta en inglés... Se me pusieron las orejas hirviendo y estuve a punto de meterme dentro de la lavadora, pero como Lis, así se llamaba, estaba muy animada y decidida a saber quién era, no me quedó otra que mantener una conversación. Con un poco de trabajo al principio y muchas preguntas por su parte, acabé contándole un poco mi vida y resultó ser muy divertido. ¡¡Claro!! Quiere viajar a España: Ohhh! Spain a lot of party!!.
Os dejo una foto de la lavandería iluminada. La placa amarilla que se ve a la izquierda es el panel dónde se reserva la fecha y la hora. Una maravilla!!

Para aprender cada día un poco más, haré la versión "English" de mi blog, se aceptan sugerencias y correcciones, por supuesto. Pobres Suecos, o que lles queda!!


* Creo que solo utilicé las tijeras, el horno y el microondas, pero todo se andará. Ya fabriqué una paella para chuparse los dedos... Arroz con huevos, con un poco mas de entrenamiento te hago un homenaje en breve ;) Clink
* Gracias Sr. Couceiro por ayudarme en todo.